¿Cómo Saber si el Pollo está Malo?

Toda persona que ha trabajado o ha tenido algún encuentro cercano con la cocina, se ha preguntado ¿Cómo saber si el pollo está malo? A continuación, te daré todos los tips para saber si esta carne blanca no está apta para el consumo.

También te daré algunas técnicas para prevenir tales desaciertos y tomar medidas a la hora de comprar, congelar, descongelar y consumir este alimento tan indispensable y delicado para el ser humano. Pero lo más importante es que te enseñaré a usar los sentidos y ser lo más observador posible.

¿Cómo Saber si el Pollo Crudo está Malo?

Si te ha pasado que has comprado un pollo crudo en el supermercado y cuando lo has destapado ha estado malo, no te preocupes, porque a continuación te daré algunos tips que te ayudarán a saber cuando esta proteína está en mal estado.

Revise el pollo crudo y su estado

Al revisar el pollo crudo, se debe tomar en cuenta su proceso de almacenamiento y descongelación. Recuerda que un pollo fresco siempre debe tener un color rosado y carnoso. Sin embargo, a diferencia de un pollo congelado, su color debe ser de un rosado pálido, por determinado tiempo.

Un pollo en mal estado pudiese mostrar signos de decoloración, como gris o tornarse un color verdoso, blanquecino o con presencia de manchas.

Fecha de empaque y caducidad

Debes tomar siempre en cuenta la fecha de empacado y de caducidad. Mayormente, para las carnes blancas, su almacenamiento es un periodo de tres meses, pero en este estado, es muy importante checar su congelación, la temperatura y si se ha respetado su cadena de refrigeración.

Si se descongela, para luego volverlo a congelar, le darás cabida a la bacteria, ocasionando que el pollo pierda su calidad.

Su aroma

Esta carne por ser muy noble, tiende a absorber todos los aromas y sabores, por lo que se debe tomar en cuenta su almacenamiento, ya que lo más probable es que absorba los olores del refrigerador.

Recuerda que un pollo en mal estado, tiende a desprender un aroma desagradable, como amoníaco o al de la carne en descomposición.

Si el pollo luego de su congelamiento, limpiado y enjuagado huele mal, es mejor desecharlo, ya que podría comenzar a desprender olores que no son propios de su preparación.

Su textura

La prueba del tacto consiste en tomar la pieza del pollo, ya descongelado, y asegurarse de que esté firme. Si llegase a estar viscoso o se desprende partes por sí solas, es muy probable que esté en mal estado.

Sin embargo, pasar por un proceso de enjuagado con agua, ayudará a descartar esa posibilidad, pero si luego de este proceso el pollo sigue viscoso y se deshace, sin lugar a dudas, está en mal estado.

Son muchos los factores que pueden originar la descomposición de un pollo crudo, sin embargo, con estos consejos podrás determinar si la proteína está en buen estado o no.

¿Cómo Saber si el Pollo Cocido está Malo?

como saber si el pollo cocido esta malo

Es muy importante como comensal que aprendas a reconocer si una pieza de pollo, luego de estar emplatado o servido, está en mal estado. Por lo tanto, debe tomar en cuenta que hay una gran variedad de terminaciones y preparaciones de esta proteína animal, por lo que la regla de los olores y texturas no valen por sí solas, es por ello que se debe cumplir con lo siguiente:

  • Verifica si el pollo que has recibido, sea como el que se has pedido.
  • Determina si su textura es agradable para la vista. 
  • Su fragancia es de un aroma exquisito. Al tener cerca el pollo cocido es fácil determinar si tiene mal olor, o por el contrario huele a condimento o especies. Pon atención a este aspecto antes de comer.
  • Si el pollo tiene un olor a sulfuro, entonces definitivamente está dañado.
  • Se debe revisar los cambios en el color, ya que a veces no es posible distinguirlo si el pollo está empanizado o marinado.
  • Estar pendiente de la revisión de moho o bacterias, por lo tanto, si empieza a aparecer una capa verde o negra, entonces es señal de que el pollo está dañado y se debe desechar inmediatamente.

Para que nunca te suceda esta situación tan desagradable, puedes usar una de las  técnicas que nunca deja de funcionar, la prueba de las papilas gustativas. Ésta consiste en tomar una pequeña porción del pollo del plato y probarlo, entonces, si encuentras un sabor amargo o seco, es mejor devolver el plato y evitar pasar un mal rato, tanto con tu acompañante como para ti mismo.

Factores Probables de Descomposición del Pollo

A la hora de comprar esta carne blanca, es imprescindible tomar las precauciones para su almacenamiento y consumo, ya que existen factores que pueden dañar en cuestiones de minutos sus nutrientes, entre ellos:

  • Temperatura inadecuada en su almacenamiento.
  • Fechas de caducidad.
  • Mala manipulación en el área de trabajo y almacenamiento.
  • Factores ambientales.

Como podrás ver, estos factores son aspectos imprescindibles que no puedes dejar de poner en práctica para que tu compra no se pierda, o se vea afectada por un uso inadecuado del pollo recién comprado.

¿Qué Bacteria Pudiese Tener un Pollo en Mal Estado?

Uno de los mayores riesgos que tienden a ser más frecuentes en el consumo de carnes avícolas es la bacteria de la salmonella. Este grupo bacteriano perteneciente a la familia enterobacteriaceae, es uno de los microorganismos más comunes que se encuentra en la carne de aves crudas en descomposición, huevos, frutas, vegetales sin lavar.

Si eres de los que les encanta cocinar por profesión, diversión o deber, recuerda mantener el área de cocina, utensilios y tus manos bien limpias a la hora de realizar cualquier preparación, ya que la salud de tu familia y amigos, dependen de ti.

Para saber más acerca de este y otros temas diversos, mantente en mi blog y disfruta de los diversos contenidos que he diseñado para ti.

Quizás te Interese:


Artículos Más Visitados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *